Con las incertidumbres del panorama político mundial y los fenómenos meteorológicos  intensificandose  cada día, más que nunca necesitamos actuar como ciudadanos y tomar la iniciativa para asegurar el futuro que queremos para el mundo: más libre, justo y sostenible. Para frenar los impactos de los cambios climáticos y de hecho proteger nuestro medio ambiente, nuestra “Casa Común”, un cambio real en el paradigma económico y modelo de desarrollo es esencial.

Pero no es suficiente que sólo unas pocas personas lleven a cabo este cambio, tenemos que alterar el status quo, pidiendo a nuestras familias, a nuestros vecinos, a las instituciones a las que estamos vinculados – escuelas, universidades, iglesias, empresas -, además de reclamar a los gobiernos municipales, regionales y nacionales para que dejen de financiar a la industria que más destruye nuestro planeta. Juntos, debemos decir ‘no’ a los combustibles fósiles.

Sabemos que las grandes empresas productoras de petróleo, carbón y gas durante décadas han corrompido a los políticos, forzando la adopción de medidas que atentan contra la crisis climática y sacando ganancias gigantescas, mientras que emiten gases del efecto invernadero y causan daños en los cuatro rincones del mundo, dejando a la gente sin agua, comida, casa, ni fe.

WhatsApp Image 2017-03-28 at 17.08.42

Ante el desastre sin precedentes, el mundo clama por un cambio urgente. El próximo mes de mayo, entre los días 5 y 13, miles de personas en todo el mundo se unirán a la Movilización Global por la Desinversión. La campaña internacional pide la retirada de las inversiones en proyectos vinculados a los combustibles fósiles y la reorientación de estos fondos a fuentes de energía renovable. Más de 700 instituciones en 76 países ya han manifestado su adhesión a la desinversión.

Cada vez que una institución respetada romper sus vínculos con la industria fósil públicamente, el poder político de estas grandes empresas para llevar a cabo sus planes de negocio lleva un duro golpe, y el espacio para soluciones climáticas sostenibles prospera.

La Movilización  Global por la Desinversión es la oportunidad perfecta para organizarse y llamar la atención de las personas para el cambio climático, demostrando que una acción local también puede repercutir en todo el mundo. Ya tenemos acciones registradas en los cinco continentes, con ideas inspiradoras que llegan desde Indonesia, Estados Unidos, Japón, Australia, África del Sur y varios países de Europa y América Latina. En Brasil, entre otras acciones, la Gran Vigilia Clima de la Creación se llevará a cabo el 6 y 7 de mayo, en la Diócesis de Santo Espíritu de Umuarama, en la provincia de Paraná.

¿Estás interesado? Visita el sitio web! Encuentra en el mapa de un evento cerca de ti. Involúcrate en una de las acciones ya registradas u organiza tu propio evento – sólo tienes que seguir las instrucciones de nuestro guía. Haga parte de este gran movimiento, se el cambio que quieres ver en el mundo.

FacebookTwitter