ES_vigilia-400x300

Entre 5 y 13 de mayo la campaña mundial que tiene el crecimiento más rápido en la historia tendrá uno de sus momentos más importantes en diversas partes del mundo, con la Movilización Global por la Desinversión. El objetivo es advertir a la gente y los líderes mundiales acerca de los efectos devastadores del cambio climático y la urgente necesidad de desligarse de la contaminación que la industria de los combustibles fósiles provoca.

Entidades de diferentes sectores de la sociedad se han unido al movimiento global que hace un llamamiento a los gobiernos, empresas, organizaciones, iglesias, universidades y particulares para que eliminen sus inversiones en carbón, petróleo y gas. Instituciones de renombre como las universidades de Glasgow y Stanford, respectivamente en Escocia y Estados Unidos, han anunciado públicamente sus compromisos.

Capitaneadas por 350.org, más de 700 instituciones en 76 países ya se han unido a la campaña de desinversión, lo que significa más de US$ 5 trillones retirados de las inversiones en proyectos vinculados a los combustibles fósiles. Para la semana de la movilización, se han registrado hasta hoy más de 130 eventos en todo el mundo.

“La gente está encontrando maneras creativas para expresar su descontento con el modelo energético corrupto y sucio que tenemos hoy, y que se anuncia completamente catastrófico, como podemos ver con las sequías, las inundaciones devastadoras, el deshielo de los polos, el calentamiento y la acidificación de los océanos que ya están sucediendo”, dice Nicole Figueiredo de Oliveira, directora de 350.org América Latina. Para ella, “es errado destruir el planeta, es errado lucrar con esta destrucción.”

En Brasil, una gran vigilia a luz de candelas se llevará a cabo en la Catedral de la Diócesis del Espíritu Santo de Umuarama, en la província de Paraná, y reunirá a miles de fieles en oración por las personas afectadas por el cambio climático en América Latina y en todo el mundo.

Destacando la importancia de la causa ambiental y poniendo en el centro del debate público la preocupación por la “casa común”, la encíclica Laudato Si, lanzada por Papa Francisco en junio de 2015 subraya este problema que afecta a todos los seres vivos. Desde una visión completa de lo que debería ser la “ecología”, varios grupos e individuos de la Iglesia se unieron al movimiento global para combatir los principales emisores de gases de efecto invernadero: los combustibles fósiles.

En Argentina, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel se ha agregado a la llamada para el movimiento mundial por la desinversión, junto con otras personalidades. Leonardo Boff presentará su libro “La Sustentabilidad” junto con Pèrez Esquivel y la Directora de 350.org Amèrica Latina en la Feria del Libro de Buenos Aires. También realizarán una Conferencia en el Aula Magna de la Facultad de Medicina. Está previsto que se realicen conferencias sobre el tema con los jóvenes de diversas universidades, y se están organizando actividades para acompañar la campaña de desinversión en la Universidad de San Martín, a través del Centro de Estudiantes de la Escuela de Política y Gobierno. En la Universidad de Buenos Aires se llevará a cabo una conferencia con el P. Eduardo Agosta, sacerdote de la Diócesis de Lomas de Zamora y profesor del posgrado “la variabilidad del clima y sus impactos”.

“Para tener una idea del alcance de esta movilización, 350.org Japón está organizando una jornada de talleres y eventos abiertos al público en Tokio, para incentivar a la gente a elegir los bancos que no invierten su dinero en proyectos y empresas vinculadas a los combustibles fósiles o la energía nuclear “, dice Nicole.

La gente en Nueva Zelanda y Australia unirán fuerzas para protestar en frente de cientos de sucursales bancarias de Westpac, pidiendo a la institución para unirse al movimiento #StopAdani y sacar de sus inversiones de la desastrosa y enorme mina de carbón de Adani.

Eventos para todos los gustos

En el Reino Unido, docenas de eventos van desde la construcción de un arca para enfatizar los riesgos de las inundaciones hasta votantes presionando sus parlamentarios para que desinviertan sus fondos de pensiones de los combustibles fósiles, a acciones de “fracking” en frente de las sucursales del banco Barclays.

En Vietnam, jóvenes marcharán con un par gigante de pulmones inflables, pasando por cinco universidades. La acción informará de los efectos de la contaminación del aire causada por los combustibles fósiles. Mientras tanto, performances de arte callejera difundirán el mensaje de la desinversión en Taipei, Taiwán.

En Sudáfrica, los estudiantes de la Universidad de Stellenbosch y de la Universidad de Cape Town pedirán a las instituciones que retiren sus inversiones en los combustibles fósiles. Una de ellas será la primera universidad en África a desinvertir – cuál llegará primero?

Representaciones artísticas “oleosas” se llevarán a cabo de manera coordinada en diversas instituciones culturales de todo el mundo en lugares emblemáticos como el Museo del Louvre, la Fundación Nobel y el British Museum, pidiendo a estas instituciones que rompan sus lazos con los patrocinadores del sector de los combustibles fósiles.

FacebookTwitter